Por desgracia, los viajes a cualquier parte del mundo están sujetos a que algunos impresentables te lo intenten amargar (aunque no lo consigan). No voy a generalizar, aunque tenga constancia de otros casos igual o inclusos peores al nuestro, así que me limitaré a contar exclusivamente nuestra experiencia personal con la casa de alquiler de coches Bravo Rent a Car de Ibiza Aeropuerto, a los cuales no les voy a ‘regalar’ ni siquiera el enlace a su Web.

    Viajamos a Ibiza el pasado 05 de diciembre de 2015, con motivo de la festividad del puente de la Inmaculada, con vuelta a Valencia el 08 de diciembre de 2015. La elección del coche la hicimos a través de la Web doyouspain.com, que se encarga de buscar los mejores precios entre todas las opciones disponibles (mediador), y por precio y política de combustible (lleno-lleno) nos decantamos, textualmente, por un ‘Citroen DS3 o similar‘ de la casa Bravo Rent Car en Ibiza.

    Al llegar al aeropuerto, y al igual que sucede con todas las empresas de alquiler de coches que se encuentran fuera del aeropuerto, hay que acudir a un punto de recogida ubicado al final del parking, en el cual tuvimos que esperar 15 minutos hasta la llegada de la furgoneta. Tras la recogida, lo habitual: trayecto hacia su local, papeleo, tarjeta VISA para bloqueo del importe de la franquicia y entrega de llaves…. y, ¡sorpresa!. Nuestro ‘Citroen DS3 o similar’ se acababa de convertir en un flamante (ironía modo ON) ‘Landwind CV9‘. No sabéis lo que es, ¿verdad?. Yo hasta ese mismo momento tampoco, ya que se trata de un coche chino y tamaño monovolumen. Si habéis abierto la imagen del enlace, no os dejéis engañar por la apariencia… porque lo que nosotros recogimos en Bravo distaba mucho en cuanto al estado. En ese mismo momento me vino a la cabeza la frase que, durante la entrega de las llaves y con cara de ‘menudo favor os estamos haciendo’, me dijo la persona que me atendió: “Te estamos entregando un coche mucho más grande…”. Cuando nosotros pedimos un ‘Citroen DS3 o similar’ estoy pidiendo tanto un coche pequeño como un coche nuevo, no un monovolumen para 2 personas, con mayor consumo, peor manejabilidad y en un estado lamentable como estaba.

    Un fallo en mi teléfono durante la estancia en Ibiza me impide tener las fotos que le saqué, pero imaginaros todas las manetas de control del asiento (para altura y demás) sin los plásticos protectores, solo a la vista los hierros completamente oxidados, un volante que parecía haber sido conducido con una lija del 15 llena de grasa y un freno casi inoperativo; de hecho, un coche con los frenos en ese estado os aseguro que la ITV no la pasa ni aunque el revisor sea el padre del gerente de Autos Bravo. Además, los asientos (de un color supuestamente blanco) llenos de manchas, quemazos de tabaco y un olor en el interior poco agradable (por no decir algo peor), sumado a un coche con 40.000 km y que al rozar los 100 km/h parecía que se iba a desmontar (no exagero).

    Si, quizás tuve que hacer caso a mi mujer y presentarme al día siguiente en Bravo Car Ibiza y reclamar o solicitar un cambio, pero cuando uno está 3 días de vacaciones lo último en lo que piensa es en enredarse en discusiones o, peor aun, quedarse sin coche y tener que buscar deprisa y corriendo una alternativa.

    El viaje llegó a su fin, sanos y salvos a pesar de un par de sustos por ir con un coche sin frenos. Era día 8 de diciembre, festivo, así que nadie de la empresa estaba presente para la recogida del vehículo, la cual la hicimos por nuestra cuenta dejando el coche en su parking, echando las llaves en un buzón y yendo hasta la terminal del aeropuerto a pie (¡gran servicio!).

    Pasaron los días y, el día 01 de enero de 2016, mi banco me sorprende con un cobro en mi cuenta de 780,25 eurazos, ¡ole!, ¡que comienzo de año!. Sin recordar el motivo, accedo a mi banco y observo que corresponde a un cargo de ‘IBBICO INVEST SAN JO‘… ¿sabéis quienes no?. Efectivamente, los eficientes amigos de Bravo Rent a Car había anulado la retención de la fianza el día 29 de diciembre, es decir 21 días después de haber devuelto el coche (se ve que no tuvieron tiempo antes) y, en consecuencia, VISA pasa el cargo al banco ya que los periodos de facturación comienzan el día 16 de cada mes. Pero ahí no termina la cosa, ya que la devolución de la fianza (la cual me llegará el día 1 de febrero de 2016) es de 750€, es decir un salgo a favor de Bravo Rent de 30,25€… ¿el motivo? ¡Misterio!.

    Tras 2 días de llamadas, y un correo enviado reclamando, por fin conseguimos contactar con ellos. Como era de esperar, un trato lamentable hacia un cliente, hablando de malas maneras y no importándole lo más mínimo la reclamación que se estaba haciendo. Según Bravo, los 21 días que tardaron en anular la fianza ‘es lo normal’ y los 30€ corresponde a un gasto de gestión por ‘devolver el coche en día festivo’…. ¿será por la atención personalizada que recibimos el día que lo entregamos NOSOTROS en sus oficinas y que tuvimos que ir A PIE hasta el aeropuerto?, ¿o será por haber disfrutado de un coche de tan alta gama?. Según ellos, corresponde a una cláusula que aparece en el contrato, la cual todavía seguimos buscando. A la hora de realizar la reserva online, se reciben las cláusulas de doyouspain (nunca de Bravo) donde solo se hace mención a un cargo extra por ‘recogida’ en unas fechas festivas indicadas, es decir nada que ver con nuestro caso.

    Experiencia negativa de alquiler de coche en Bravo Rent a Car en #ibiza. ¡Alquier no recomendado!. Clic para tuitearQuizás puedan aprovecharse de aquellos que deciden viajar a Ibiza a descubrir la isla y que, posiblemente, no vuelvan hasta dentro de unos años. Pero resulta que han dado con nosotros, gente que viajamos entre 6-7 veces al año a la isla, y que no tendrás problemas en personarse en sus instalaciones el próximo viaje para solicitar la hoja de reclamaciones y efectuar las gestiones oportunas, además que las ya vamos a emprender en Valencia acudiendo a la OCU para que también empiecen las gestiones oportunas. Seguro que esto quedará en nada, y que nuestros 30€ nunca volverán, pero os aseguramos que vamos a hacer todo lo posible por llevar esta reclamación hasta donde se pueda y difundir, a través de nuestros medios online (que no son pocos) esta experiencia que comparten otros muchos usuarios (que ya no lo serán más) de la casa de alquiler de coches Autos Bravo Rent a Car en el aeropuerto de Ibiza.

    Actualización 20 de enero de 2016¡Buenas noticias!. Y es que ¡hemos conseguido recuperar los 30€ de la discordia!. Os contamos:

    Volvimos a contactar con Bravo Rent Ibiza, donde nos atendió (por suerte) otra persona, la cual en primeras instancias volvió a asociar ese cargo a una recogida en festivo o entrega en festivo (parece que ambas cosas valían). Tras demostrarle que en las cláusulas remitidas por doyouspain.com a la hora de hacer la reserva esas fechas no aparecían como motivo de cargo adicional, nos comentó que el problema estaba en que, desde el día en que nosotros hicimos la reserva online (27 de octubre) hasta la fecha de ejecución (5 de diciembre), Bravo Rent Car había modificado las condiciones, entre las que se encontraba el cargo extra por entrega en día festivo, y que por lo tanto, a quien teníamos que reclamar ese importe era a doyouspain.com (¡balones fuera!).

    Visto que la casa de alquileres Bravo no iba a mover ficha, decidimos contactar por teléfono con doyouspain. Hemos de decir que la atención fue exquisita, de gente que realmente se preocupaba por dar una solución, y que así lo hicieron. Tras contarles el caso, y transmitirles que Bravo Rent nos comentó el cambio de condiciones y que ellos no nos iban a devolver ese dinero, doyouspain.com realizó el abono en tan solo 72 horas directamente en nuestra cuenta bancaria.

    Desde aquí, nuestro agradecimiento y recomendación de uso para la web de douyouspain.com por el interés, preocupación y servicio prestado.

    Opinión Bravo Rent Car en Ibiza – Experiencia personal muy negativa
    4.9 13 votos