Para muchos, viajar a Ibiza es sinónimo de vacaciones en verano, pero la realidad deja al descubierto una isla ¡que merece la pena ser visitada prácticamente durante todo el año!. A nosotros particularmente nos encanta viajar a Ibiza en otoño y en los meses de primavera, ya que permite disfrutar de la isla más allá de sus saturadas calas en verano y de sus mejores y más típicos restaurantes sin necesidad de comer/cenar a horas intempestivas.

    Qué visitar en primavera en IbizaLa propia ciudad de Ibiza en sí se convierte en el destino turístico número 1 en la primavera de Ibiza. Dalt Vila, la zona amurallada situada junto al puerto de Ibiza, es un lugar de visita obligada sea cual sea la época del año, si bien la primavera permite hacerlo sin aglomeraciones y pudiendo disfrutar ya de muchas de sus pequeñas tiendas de moda ibicenca sin aglomeraciones. Llegar a lo más alto, gozar de la inmensidad del mar Mediterráneo y sacarse unas cuantas fotos es un plan inmejorable para esta época del año.

    A sus pies, el puerto de Ibiza empieza a cobrar vida; muchas de sus tiendas empiezan a tener actividad pre-verano, y disfrutar de una buena comida en alguna de sus terrazas bajo el Sol (que en esta época del año ya ‘calienta’) se convertirá en una atracción imprescindible en la primavera de Ibiza. ¡No dejéis de recorrer el remodelado paseo marítimo de punta a punta!.

    Recorrer el interior de Ibiza es otra de las actividades imprescindibles durante la primavera. Os recomiendo alquilar un coche en Ibiza y visitar pueblos como Sant Agustí des Vedrà (muy pequeño pero con una ermita típica ibicenca), Santa Gertrudis y sus espectaculares bocatas de embutido o llega hasta zonas del norte de la isla como el puerto de Sant Miquel. Incluso si tenéis previsto viajar a Ibiza a inicios de Febrero (todavía época invernal) visitar Santa Inés y disfrutar del espectáculo de sus almendros en flor es algo único; dispone de una interminable extensión de almendros que, en esta época del año, se baña de un atractivo color blanco-rosado ideal para capturar algunas espectaculares fotografías.

    Y, como no, degustar los restaurantes de Ibiza más típicos, en los cuales podréis degustar la gastronomía local: bullit de peix, arroz de matanza (os recomendamos el que hacen en Es Rebost de Can Prats en Sant Antoni) o cualquiera de sus típicas carnes a la brasa en lugares como Can Caus, Es Pins o Cas Payés.

    Sin duda, la primavera en Ibiza es la mejor época del año para conocer “la otra Ibiza“, sus interiores, su gastronomía, su silencio en las zonas menos pobladas y, si el tiempo ya lo permite, ¿por qué no un baño en alguna de sus calas y playas?.

    Qué hacer en Ibiza en primavera
    5 1 voto